consejos sobre fotoprotección

 La exposición a la radiación solar de forma incontrolada supone un riesgo para la salud.

Las emisiones solares incluyen, entre otras, las radiaciones ultravioletas (UV), la luz visible, y las radiaciones infrarrojas. Las radiaciones ultravioletas son las más nocivas para nuestra piel.

 Las radiaciones UVB  son las responsables de mayoría de las reacciones fotobiológicas en la epidermis, la capa más externa de la piel. Es muy importante protegerse de este tipo de radiaciones porque son las causantes del cáncer en la piel. Las radiaciones UVA penetran hasta la dermis, siendo las causantes del envejecimiento de la piel. Es importante al comprar un protector solar que en el envase aparezca un logotipo en el cual garantiza que el protector solar protege frente a los rayos UVA y UVB.

Recordar que la intensidad de las radiaciones UV puede ser mayor en los días nublados y con mayor humedad ambiental, también puede verse afectada con la altitud, a mayor altitud mayor radiación. Las superficies naturales también reflejan las radiaciones solares, incrementando el nivel de exposición, siendo la nivele y el hielo las que más lo reflejan. Tener en cuenta, entonces, que es necesario protegerse diariamente de las radiaciones solares, independientemente de la climatología o estación del año. Hay que tener especial cuidado en verano, donde inciden mayor número de radiaciones, en exposiciones prolongadas al sol, en actividades como senderismo, esquí, actividades acuáticas….

Entonces, los pasos a seguir antes de una exposición al sol son los siguientes:

1) EXFOLIAR, es importante realizar una limpieza diaria de la piel.

2) HIDRATACIÓN

3) PROTEGER DE LA RADIACIÓN DIARIA, muy importante protegerse diariamente. Aplicarlo 15-30 minutos antes de la exposición solar, asegurándose de su completa absorción. Repetir la aplicación cada 2 horas en exposiciones prolongadas,o tras el baño, ejercicio, o sudoración intensa. Se deben emplear filtros con SPF igual o superior a 15, y de amplio espectro UV (UVA y UVB). En pacientes con fotosensibilidad, piel muy clara o patologías inducidas por el sol, se deben emplear filtros con SPF50+.

Muy importante, realizar una dieta rica en antioxidantes, beber mucha agua, realizar ejercicio físico y dormir las horas adecuadas.

Deja un comentario